El caminito que tomé, para llegar aquí.

Recuerdo mi vida, mi infancia… aunque realmente no recuerdo cuál fue el detonante de llevar mi vida al camino de lo que es hoy. Mis pocos acercamientos culturales fueron el canal 11, alguno que otro canal del mundo, el canal 5, televisa y tv azteca. Lo que recuerdo del canal 11 son cosas más científicas para niños. Nunca quise ser científica. De los canales del mundo, recuerdo manifestaciones, saqueos y gimnasia. Alguna vez quise ser gimnasta. De todo lo demás, puro drama. Nunca pensé que dejaría de estudiar, yo realmente veía mi vida como una persona que debía estudiar hasta donde se podía llegar. Mi mamá quiso una mejor educación para mis hermanos y yo, fue entonces cuando nos mandó a vivir solos a Palenque. Ahí entré a una secundaria particular, con muy pocos compañeritos. Tengo muy poco conocimiento de lo que ha pasado con ellos, pero ahí conocí a Claudia, una amiga con la que viví 5 años durante la universidad. Para la preparatoria decidí irme a Tabasco, sabía que si me quedaba en Palenque, quizá nunca lograría nada. Ahí, mi hermano mayor ya disfrutaba mucho de la pintura, entonces me incitaba a que visitara los pocos museos y ciclos de cine de arte que habían allá. Aburrida de Villahermosa, me mudé a Puebla. Estudié un semestre de la licenciatura de derecho, yo sabía que quería ser diseñadora, bueno, lo único productivo, fue que descubrí que sí debía ser diseñadora ^^! pero la vida y las ganas enormes de querer ser independiente, me guiaron a hacer lo que hago hoy.

Hago negocios desde que tengo unos 8 años. Mi primer negocio, fue la venta de naranjas (las tomé de casa y las vendí), luego vendí coco rayado y dulces. Mi problema, como el problema de muchos mexicanos, era que no sabía qué hacer con el dinero, no conocía el significado de “ahorrar”, entonces me lo gastaba comprándome tonterías, por lo que es algo que tuve que aprender a esta edad.  Saliendo de la universidad, vendí bolsas vintage, y empecé a sustentarme viviendo al día. No sabía lo que haría, y tampoco sabía qué quería. Hasta consideré irme a Colombia o Guatemala. En ese tiempo, conocí a Jess, me contó que quería poner una tienda vintage, le dije que si quería ponerla conmigo, decidimos hacerlo y así nació Oldie. No me sentí decepcionada de mi, al contrario, vi una oportunidad para aplicar todo lo que había aprendido durante la universidad. Y aunque ya tenía experiencias con las ventas, sigo aprendiendo. Vender, es un arte, es retórica. Yo, tengo muchos problemas con el convencimiento, creo que soy realmente mala. Pero créanme que estoy aprendiendo. En esto, debes escanear al cliente, observar, conocer e imaginar. Con una sola palabra que digas equivocada, el cliente se va a negar y no va a comprar.

¿Qué me trajo a esto? Al principio era seguir un camino en específico. Después la independencia, necesidad y la comodidad.
¿Trabajar en una agencia? Me encanta lo que nace de la estrategia y la creatividad, pero recibir órdenes no es para mi, y seguramente pondría caras y renunciaría pronto. A veces se me antoja y quisiera probarlo. Pero, si con un negocio propio tengo limitantes, no quiero imaginarme lo que sería en una agencia.

ss

El cuidado de mis prendas favoritas

Me he visto en la necesidad, de cambiar de lavanderías 3 veces en lo que va del año. La que me gustaba, cerró. La segunda, no separaba la ropa blanca de la negra (aunque siempre pagaba extra), y arruinaba la ropa blanca. La última, sí separa la ropa blanca, pero la ropa negra, se está decolorando T.T!

Mi próximo objetivo de compra, es definitivamente una lavadora. Por eso, me di a la tarea de investigar a fondo, cómo debo cuidar mis prendas.

Para el cuidado de la ropa negra:

1.-Lavar con agua fría las prendas. /Esto evita que las prendas se despinten

2.-Utilizar detergente especial./ Para prendas oscuras.

3.-No utilizar secadora… x.x! de preferencia, dejar que se sequen en tendedero, bajo la sombra ^^!

4.-Lavarla sólo cuando sea necesario, o sea, cuando ya tenga mal olor ^^!

5.- Esto siempre me lo decía mi mamá, y trato de aplicarla siempre. Poner siempre la ropa al revés, al momento de lavar.

6.-Para el ciclo de lavado, agrega sal.

7.-Para mantener el color natural, al momento de enjuagar, agregar media taza de vinagre blanco, destilado.

8.-El café o té negro, tienen propiedades que ayudan a que el color permanezca. También puedes agregarlo cuando ya estés enjuagando.

61mCC-6qKjL._SL1500_

cb9466d3d429bfbba326ad17861a2f1e

Sé que muy pocas veces tenemos tiempo para cuidar de nuestras prendas. Pero, si hacemos una inversión en dichas cositas, lo mejor es que nos duren mucho más, y les saquemos todo el provecho posible.

 

Fuente: wikihow.com, tintorería, mi mamá.

 

La disciplina…

No es año nuevo, pero me he propuesto tener disciplina. Creo que la disciplina, es algo que la mayoría de las personas conocemos muy poco. El año pasado conocí a Edmundo, un muchachito súper disciplinado. De hecho, es la única persona disciplinada que he conocido. Quizá él no lo sepa, pero el solo hecho de ver cómo, dónde y cuándo hace las cosas bien y formales, ME INSPIRA A SER MEJOR.

Pienso que la disciplina es hermana de la perseverancia, cultura, puntualidad y el éxito. Es también una educación. Mi problema, es que tengo una embarrada de todo, pero me estoy proponiendo llevar todo al pie de la letra.

Mis metas >.<!

*Quiero salir a caminar, trotar por las mañanas y bajar ésa pancita que he cargado durando tanto tiempo.
*Aunque he mejorado mi alimentación comiendo muchas verduras, también debo comer frutas. ¡frutillas a mi vida!.
*Leer más. Me propongo esto todo el tiempo, lo tomo y lo pospongo. Éste año sólo he leído 2 libros, shame on me!.
*Leer más sobre arte.
*Ahorrar.
*Optimizar mi tiempo. Sí hay tiempo.
*Publicar mínimo 2 veces a a semana en el blog.

Aunque quiero contarles, que desde enero Marco y yo, decidimos cuidarnos juntos y bajar de peso para la boda. Creo que yo bajé de enero a junio como 6 kilos. Llegué a pesar casi 60 kilos. Yo no me daba cuenta, pero ya estaba bastante pasadita de peso. Y creo que era, porque mi ropa me seguía quedando, (o yo la metía a como diera lugar ajaja). La última vez que me pesé, ya estaba en los 52 kilos. Ya no veo la celulitis en mis piernitas, tampoco mis brazos están llenitos, llenitos :O y me siento bien. Solo quiero bajar 2 kilos más, y mantenerme :D y creo que no he tenido ese peso en más de ¡una década!

Me parece que esta foto la tomó mi amigo Antonio, en diciembre o enero.

tumblr_msj2rxxg5M1qiq2owo1_1280

A lo que voy, es que, creo que he sido perseverante y mi cuerpo ya se ha acostumbrado al adiós, a las cenas pesadas por la noche, al atasque de pizza, tacos, refresco, y el ¡quiero más!, esto ha sido bueno para mi cuerpo, porque me la pasaba enferma del estómago, y no les cuento las noches terribles de dolor, en las que despertaba a todo el mundo, para que me llevaran con un doctor. Aún tengo cajas y cajas de ranitidina… ^^!  espero que no me vuelva a pasar.

Tener una buena alimentación, conlleva a tener salud, esto a ahorrar en doctores y medicinas, ¡también en comida!. Y yo, necesito ahorrar. Hell yeah!

Todos podemos, :) a hacer esfuerzos y a dejar las malas mañas.

Go to top